Buenas intenciones sobre ciencia abierta en el Plan Estatal de Política Científica y Técnica y de Innovación 2017-2020

El Consejo de Ministros aprobó el 29 de diciembre de 2017 el Plan Estatal de Política Científica y Técnica y de Innovación 2017-2020, el instrumento para el desarrollo y consecución de los objetivos de la Estrategia Española de Ciencia y Tecnología y de Innovación 2013-2020 y de la Estrategia Europa 2020. Aunque este gobierno nos tiene acostumbrados a que “del dicho al hecho hay un largo trecho”, al menos parece que se apuesta de forma clara por la ciencia abierta. A falta de un análisis más detallado, algunos de los puntos que nos han llamado la atención.

Entre los objetivos se incluye “promover un modelo de I+d+i abierto y responsable apoyado en la participación de la sociedad”. En el gráfico número 8 sobre los retos y oportunidades del plan se cita como objetivo específico entre los retos de la sociedad: la “Investigación y la innovación abiertas, con una creciente participación ciudadana (O3)” y entre los retos de la generación de conocimiento e infraestrucutras de investigación el “Acceso Abierto y Ciencia Abierta (R5)”.

By Eva Méndez

El plan declara que entre los principios de gestión del Plan se encuentran: “el acceso abierto a resultados y datos de investigación de las actividades de investigación subvencionadas con recursos públicos”. Y dice que “los trabajos publicados en revistas científicas financiados a través del Plan Estatal se depositarán en repositorios, institucionales y/o internacionales, en abierto teniendo en cuenta las características específicas de las distintas materias, en cumplimiento de lo establecido en el Artículo 37 de la Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, y de las recomendaciones vinculadas a la agenda europea en materia de acceso abierto y ciencia en abierto. Con el fin de impulsar el acceso a datos de investigación, los proyectos de I+D+i financiados podrán incluir, con carácter optativo, un plan de gestión de los datos de investigación que se depositarán en repositorios institucionales, nacionales y/o internacionales tras la finalización del proyecto y trascurrido el plazo establecido en las correspondientes convocatorias”. Una pena, si no los datos generados o recolectados, al menos el plan de gestión sí podría ser obligatorio, lo que, además, podría ayudar a los evaluadores de los proyectos a juzgar la relevancia de los mismos y al menos daría una idea de lo que se está generando o se prevé generar.

El Plan continúa afirmando que “no obstante, se respetarán todas las situaciones en las que los mismos han de protegerse por razones de confidencialidad, seguridad, protección, etc. o cuando los mismos sean necesarios para la explotación comercial de los resultados obtenidos. Finalmente, en la evaluación curricular de los investigadores, así como en la evaluación ex post de las actuaciones financiadas se tendrán en cuenta los trabajos publicados en abierto en repositorios institucionales y temáticos, nacionales y/o internacionales, y la puesta de los datos de su investigación en abierto, de modo que puedan ser utilizados para replicar y reproducir los análisis y resultados de investigación. Esto tiene lógica, pero parece que han mezclado Plan de Gestión de Datos con los datos generados 🙁 El Plan menciona en una nota al pie los principios FAIR (Findable, Accessible, Interoperable and Reacheable) aunque me parece que tal como lo hacen no queda nada claro en la convocatoria qué se quiere decir.

El plan también menciona la ética de la investigación como “un factor clave en la consecución de una investigación con y para la sociedad así como a incrementar la confianza de nuestra sociedad en las actividades científicas financiadas, y en el valor de la investigación”. En tiempos de datos masivos y algoritmos envueltos en cajas negras, bueno es saber que al menos se menciona, aunque su control y evaluación se me antoja más que difícil.

También parece muy relevante que en el objetivo 2 sobre liderazgo científico y formación de las capacidades de investigación del sistemas de I+D+I se considere que la consecución del objetivo se plasma en “la consolidación (y acceso) de infraestructuras de investigación, nacionales e internacionales, incluyendo las que tienen un carácter virtual (e-infraestructuras) que favorecen la experimentación, generación y tratamiento de datos científico-técnicos -red, computación y almacenamiento-, así como el despliegue, a medio y largo plazo, de los servicios necesarios para la progresiva implantación de un modelo de ciencia en abierto, esencial para una investigación competitiva en el contexto europeo e internacional“. Perfecto, de veras que lo considero un avance. Ahora sólo hace falta que el ministerio se rasque el bolsillo y ponga el dinero que hace falta para participar en algunas de esas e-infraestructuras, en las que no estamos, como Dariah o CESSDA, en donde creo que tampoco participamos (ahora no estoy seguro). Grupos de investigación que quieren participar existen, el problema es que para participar hay que poner dinero y, hasta ahora, no parece que el ministerio esté mucho por la labor.

Cartel de ciencia ciudadana

El objetivo 5 del plan habla de promover un modelo de I+D+I abierto y responsable, apoyado en la participación de la sociedad. “La transición hacia un modelo, identificado con el término «ciencia en abierto» (open science), implica mayor transparencia y accesibilidad (a los resultados y a los datos) e introduce nuevas demandas y necesidades de comunicación, red, computación y almacenamiento a nivel de infraestructuras y servicios para la comunidad científica y empresarial. El Plan Estatal a través de las actuaciones que financia tiene como objetivo promover el acceso abierto a resultados y datos de la investigación así como impulsar un modelo de investigación responsable y abierta a la sociedad (RRI en inglés) a través de:

  • La revisión y adopción de criterios, principios y buenas prácticas relacionadas con la ética profesional en la investigación científica y técnica.
  • El impulso a la adopción de los principios de acceso abierto a los datos de investigación (FAIR) por parte de las comunidades científicas e instituciones de investigación, y el reconocimiento de los trabajos publicados en acceso abierto en repositorios institucionales y temáticos como parte de la actividad investigadora y de los resultados de la investigación financiada a través del Plan Estatal.
  • La inclusión de la dimensión de género en las actuaciones de I+D+i financiadas así como la aplicación de criterios de paridad en las distintas comisiones de evaluación, comités y órganos de gestión y gobernanza del PLAN ESTATAL y las ayudas asociadas al mismo.
  • La financiación de actividades y proyectos de I+D+i dirigidos a impulsar la progresiva implantación de un modelo de ciencia en abierto y de resultados y datos de investigación financiada con fondos públicos así como su preservación y reutilización.
  • El desarrollo y usos de nuevas aplicaciones y tecnologías de minería y análisis de textos y datos que permitan desarrollar nuevos indicadores de impacto de las políticas de I+D+i.
  • La puesta en marcha de redes de colaboración e investigación científico-técnica que facilite la implantación de un modelo de acceso abierto, de resultados y especialmente datos de investigación, considerando las especificidades disciplinares así como los requisitos técnicos necesarios para garantizar la interoperabilidad semántica, tecnológica y jurídica de los datos de investigación científica existentes y generados a través de las ayudas del PLAN ESTATAL.
  • El impulso a la participación ciudadana en las actividades de investigación científica y técnica a través de la elaboración de una agenda ciudadana que contemple de forma prioritaria los grandes retos de la sociedad.
  • El estímulo de las vocaciones científicas y tecnológicas, especialmente en el área de las ciencias y la ingeniería, y de la cultura científica e innovadora de la sociedad, prestando especial atención a medidas destinadas a corregir la brecha de género, así como las destinadas a promover la inclusión y facilitar el acceso a personas con discapacidad”.

El Plan también contempla “el impulso por parte de las Administraciones Públicas al ACCESO ABIERTO de las publicaciones, resultados y datos generados a través de las actividades de investigación financiadas con fondos públicos, que se hará sin perjuicio de los derechos sobre los resultados de la actividad de investigación, desarrollo e innovación objeto de protección jurídica”. Esperemos que en las convocatorias sean más claros. Claro que hay que proteger los derechos y las patentes de los resultados, pero a la vez, también preservar el procomún, lo que se ha generado con dinero público, y eso esperemos que quede más claro en las distintas convocatorias. NO es contradictorio, simplemente, precisa mayor aclaración porque si no todo el mundo querrá defender “sus derechos” y no los derechos de la colectividad, el beneficio que obtienen a partir de la financiación pública.

School of openSobre la formación predoctoral se dice que “en el diseño de las resoluciones de convocatoria se tendrán en cuenta las necesidades presentes y futuras de las principales instituciones, empresas y agentes de I+D+i, incorporando así mismo aspectos necesarios para promover la movilidad tanto internacional como institucional; la atracción de jóvenes investigadores extranjeros(…) y la adquisición de habilidades y competencias digitales necesarias para aplicar los principios de acceso abierto a resultados y datos de la investigación financiada con fondos públicos. Y entre los objetivos del subprograma de infraestructuras se dice que se pretende “contribuir al avance de la ciencia y el desarrollo tecnológico mediante la apertura y explotación de las infraestructuras de investigación, facilitando el tratamiento, análisis y uso de datos generados y promoviendo su acceso, tratamiento y preservación”.

El reto 1, de salud, habla del desarrollo de la medicina personalizada, como estrategia de sostenibilidad y eficiencia del Sistema Nacional de Salud, en la que el reto se sitúa en tratar al individuo más efectivamente y no en tratar la enfermedad; incluyendo el impulso a la aplicación de nuevas técnicas de computación y procesamiento de la información y datos, incluyendo la interoperabilidad de los sistemas existentes y de la explotación de la historia clínica electrónica y la prescripción electrónica como soportes para fomentar la investigación clínica sustentada en el análisis masivo de datos.

En el reto 6, sobre ciencias sociales y humanidades, destaca que la investigación en estos campos “está experimentando una importante transformación asociada a la digitalización de la ciencia, sus métodos, procesos, tratamiento de datos e imágenes así como la incorporación de tecnologías y métodos tradicionalmente asociados a investigaciones de carácter experimental, como sucede por ejemplo en los estudios de conservación del patrimonio cultural”. Y que este reto está alineado con los principios recogidos en el «Plan Nacional de Investigación en Conservación del Patrimonio Cultural».

Y en el reto 7, sobre economía, sociedad y cultura digitales, se incluyen, como prioridades estratégicas, entre otras, las tecnologías de procesamiento masivo de datos en información (Open/Linked/Big Data). “Estas tecnologías tienen un doble objetivo ya que, por una parte, han de permitir la difusión de las mismas y de los servicios asociados a las empresas, especialmente de PYMEs, y, por otra parte, facilitar la reutilización información del sector público generando valor y conocimiento”. Y las actividades de I+D+I orientadas a “impulsar y avanzar en nuevas formas y formatos de comunicación artística y cultural, incluyendo la digitalización del Patrimonio Cultural, la creación de entornos culturales de carácter virtual y la digitalización del arte y la cultura, incluyendo aspectos ligados a nuevas formas de expresión artística ligadas a la tecnología. Así como la incorporación de información científico experimental que, velando por su conservación, permita un conocimiento más profundo de los bienes culturales y una mayor identificación de la sociedad con su patrimonio”. Oigan, al menos citan a la comunicación artística y cultural. Veremos si dedican algún dinero.

El Plan Estatal incorpora, además, la investigación en materia de género como un ámbito específico así como una variable transversal a incorporar en el desarrollo de las investigaciones orientadas a la búsqueda de soluciones en el resto de los retos de la sociedad. Pues eso, buenas intenciones, iniciativas un poco tímidas en algunos casos y… veremos cómo se traduce en dinero. Esperemos que algún día se den cuenta de que las tecnologías no lo arreglan todo y que los ingenieros no tienen la solución a todo, que existe algo que se llama sociedad, inmersa en distintos contextos culturales y que sin comprender filosófica, cultural y socialmente lo que ocurre con ellas las tecnologías pueden producir efectos indeseados. Con todo, un buen plan, al menos esperanzador.

 

X.

También te podría gustar...