Seminario Open Science: algunos apuntes

Antes del seminario tenía conocimiento intermedio sobre el acceso abierto a la información. Creo en divulgar escritos publicados en revistas porque es una manera de eliminar barreras económicas para quienes no pueden costear recursos de información en línea.

En los últimos siete años, el acceso abierto ha influido en mi carrera como bibliotecaria porque he colaborado desde las vías dorada y verde. Algunas veces como autora, otras, ofreciendo talleres sobre el tema y administrando un repositorio.

La presentación que más disfruté fue la de Joy Davidson, titulada, Introduction to Data Management Planning. En ella, Davidson explica lo que es el plan y las cinco partes importantes de este que consisten en definir qué datos serán creados, cuáles estándares y métodos se usarán para describirlos, cómo se atenderán los asuntos de propiedad intelectual, cómo se compartirán los datos y se facilitará el acceso a estos, y qué estrategias se usarán para conservarlos, a largo plazo.

El tema de la administración de datos es novedoso para mí. Antes, pensaba en los datos desde la perspectiva de la preservación y los formatos recomendados para visualizarlos. Desde el 2014, he notado que algunas propuestas de investigación requieren que los solicitantes presenten su plan de manejo de datos. Me parece recomendable que los datos se compartan después que haya una publicación sobre lo investigado porque, para mí, cumple con dos funciones (quizás más): permite que otros investigadores repliquen el estudio y validen los resultados y, dos, pudiera ser que algún conjunto de datos sea útil para otra investigación que se considere realizar o alguna propuesta en progreso.

En cuanto a quién debe ser responsable de los datos, me parece que es uno de los enunciados que debería estar declarado en el plan de manejo de datos. Aunque, me gustaría pensar que todo investigador también conservará su propia copia pues, en mi opinión, debe ser una responsabilidad compartida.

La práctica de compartir resultados de investigación así como los datos, me parece que aumenta la visibilidad de los autores ya que hace más probable que puedan ser citados lo cual muestra su impacto en la ciencia.

Me parece correcto que las universidades apuesten al acceso abierto ya que son promotoras y gestoras de muchos estudios que permiten el desarrollo de las artes y las ciencias útiles por lo cual me parece justo que, de alguna manera, la universidad conserve y comparta abiertamente la producción científica que se desarrolla en su academia. Una manera de mejorar lo que hacen algunas universidades es mediante la promulgación de leyes, normativas y reglamentos que respalden el acceso abierto como ha sucedido en Argentina, pero para llegar a ese nivel el movimiento debe ser un asunto de conocimiento general y de consenso en un país.

Creo que los directores de tesis deberían orientar a los doctorandos sobre el acceso abierto, movimiento que ha demostrado crecimiento y expansión constante en todo el planeta, durante los últimos veinte años, para que los nuevos eruditos aumenten la posibilidad de ser citados y se inserten en un movimiento que apela a la democracia y reduce o elimina barreras económicas, y hasta legales, en algunos casos, respecto a los resultados de investigación.

Por último, y no menos importante, #IamAnOpenScientistBecause es una forma de apoderar al pueblo en el desarrollo de una sociedad del conocimiento.

Screen Shot 2015-05-25 at 10.12.17 PM

Deja un comentario