SALVANDO OBSTÁCULOS HACIA EL ACCESO ABIERTO

Hola compañeros/as,

Mi nombre es Miriam Fernández Mingo y soy doctorando en Derecho. Antes de realizar el Seminario “Open Science” contaba con un conocimiento de partida gracias a un Mooc realizado el año anterior. Sin embargo, me ha resultado muy interesante participar en esta iniciativa promovida en el marco del Programa FOSTER, no solo para profundizar en la Ciencia Abierta, sino también para conocer las impresiones de otros jóvenes investigadores, crear foros de intercambio y conocer las actividades que desde la propia Universidad se están llevando a cabo. Me ha sorprendido sin embargo la escasa presencia del área de Ciencias Sociales y Jurídicas o de Humanidades por entender que el Acceso Abierto alcanza a todos los ámbitos del conocimiento.

Creo que la Ciencia Abierta habría que verla como una oportunidad, procurando la máxima difusión e impacto de los resultados de investigación (que es en definitiva uno de los principales objetivos de Horizonte 2020) hacia una simbiosis muy positiva que redunde en beneficio de la comunidad científica en su conjunto. Pero como todo horizonte que se dibuja, mejor avanzar en el camino paso a paso, comenzando por trabajar en acciones de sensibilización e información para que el cambio de mentalidad se produzca, a la vez que se establezcan unas bases sólidas que procuren de las necesarias garantías a los trabajos publicados en abierto. Por tanto, Ciencia Abierta y Propiedad Intelectual debieran de ir de la mano, de modo que el esfuerzo investigador obtuviese además su merecido reconocimiento.

Tal vez el principal problema que se plantea tenga que ver con las fuentes financiadoras de la investigación y sus fines, que sin duda pueden condicionar el acceso abierto de los resultados, habida cuenta del carácter implícito de gratuidad en la conceptualización del término. Asimismo, esto podría ser un importante condicionante a la obligatoriedad de publicar los resultados en abierto en repositorios institucionales. Por otra parte, también sería cuestionable en investigaciones inconclusas o en proceso o ante la exigencia de originalidad para el caso de las tesis doctorales.

En concreto, yo me encuentro en una fase muy preliminar de mi formación, no habiéndome enfrentado aún a muchas de las cuestiones que en la encuesta se plantean. Dentro de mi ámbito, previsiblemente la tipología de datos que generaré serán fruto de aplicar técnicas cuantitativas y cualitativas de investigación social y de la interpretación y recopilación de otras fuentes estadísticas existentes. Bajo mi parecer, la existencia de este tipo de repositorios favorecería de un lado la promoción de los investigadores, a la vez que garantizaría que muchos de los datos generados no se perdieran tras la defensa de la tesis doctoral y que pudieran ser reutilizados por otros investigadores, actualizando resultados, profundizando en la materia de que se trate o aportando nuevas perspectivas o enfoques.

Es por todos estos motivos que, salvando las cautelas manifestadas, la Universidad no debería quedarse atrás en su actual apuesta por el Acceso Abierto –ya que constituye el futuro más inmediato–, manteniendo informados en todo caso a los investigadores de los recursos a su alcance y dotándose de los medios y capacidad requerida para la adecuada prestación del servicio, haciendo del Acceso Abierto una realidad. Es de agradecer el trato cercano que ofrecen tanto la Biblioteca como la OTRI al investigador, tratando de recoger sus inquietudes y dando respuesta a sus necesidades.

#IamAnOpenScientistBecause to share information is garanty of growth and development. Time and money are our worst enemies. Open Access and Open Science would permit reduce economic cost and save time and consequently obtain more and better research. Clearly, the advantages outweigh the disadvantages.

Deja un comentario